Gacetillas 2006 | Gacetillas 2007| Gacetillas 2008
2009 | ENE | FEB | MAR | ABR | MAY | JUN | JUL | AGO-SEP | OCT | NOV | DIC
 
Octubre y noviembre 2009
GRAFICA | INTERNET | RADIO | AGENCIAS DE NOTICIAS | INTERES GENERAL
GRAFICA


RECOMENDACIONES DE ESPECIALISTAS EN NUTRICION Y TRASTORNOS ALIMENTARIOS

10 errores que hay que evitar para que una dieta tenga éxito

La autoexigencia de bajar rápidamente de peso para "verse bien" en el verano promueve conductas que no son saludables. Aquí, un decálogo de hábitos alimentarios para adelgazar sin perder la salud.

Por: Victoria De Masi

Se acerca el verano y, con el calor y la playa en la mira, el deseo de bajar de peso rápido. Sin embargo, hay claves que sí o sí es necesario respetar para que un plan de adelgazamiento funcione. Consultados por Clarín, varios especialistas en nutrición y trastornos alimentarios enumeran los errores más comunes para que una dieta fracase:

"Hoy es muy común que, sobre todo los adolescentes, bajen dietas de la Web y esto significa el inicio del 90% de los trastornos alimentarios. Es realmente preocupante", opina Edith Szlazer, médica especialista en trastornos alimentarios, psicóloga y directora de BACHE. Según Ricardo De Len, psicólogo de ALUBA, entre el 20% y el 25 % de los argentinos presenta algún trastorno alimentario.

"El organismo empieza a funcionar mal. En las mujeres, el primer síntoma es la pérdida de la menstruación. Y en ambos sexos se registra caída del cabello, piel seca, uñas escamadas, presión baja, los músculos se acalambran y el corazón en vez de ir a 80, va a 40", responde Bernardo Rovira, médico psiquiatra a cargo del equipo de Trastornos de la Conducta Alimentaria en el departamento de Salud Mental del Hospital de Clínicas. "Hay una dieta para cada paciente. El plan debe estar adaptado a los hábitos, gustos y objetivos de la persona que quiere bajar de peso", apunta Daniel De Girolami, director de la Fundación Argentina de Nutrición.

"Las llamo 'las dietas Cenicienta': a la noche la carroza se vuelve calabaza. Bajar cincokilos en siete días es una fantasía. Si la dieta es respetada por el paciente, lo correcto es perder medio kilo por semana", aclara Silvio Schraier, médico especialista en Nutrición y docente de la UBA.

"No hace falta pagar una cuota. Una caminata diaria de una hora o hacer cinta, andar en bicicleta, bailar o hacer natación, es lo recomendable", indica Schraier, y agrega: "No hay que matarse. La idea es elegir actividades tranquilas, que no tienen costo alguno. Las piernas están para usarlas".

Según una investigación, publicada en American Journal of Clinical Nutrition, "el uso intermitente de alimentos ricos en grasas y azúcares genera adicción". Para la médica nutricionista Mónica Katz, "cuando una persona está a dieta y tiene los famosos días 'permitidos', come estos alimentos ricos de forma intermitente y esto genera adicción a ellos".

"El excesivo control que plantean las dietas restrictivas provoca tanta angustia que el fin del camino es el desborde alimentario extremo, la bulimia o la obesidad", dice Rovira. Para Schraier, "si la persona está muy atada a un alimento, prefiero negociar: 'Coma pizza, pero en vez de cuatro porciones limítese a una'. En este juego alguien tiene que ser antipático".

Los nutricionistas aconsejan que la clave está en una dieta armónica que incluya hidratos de carbono, proteínas y grasas. Lo correcto es cubrir todos los grupos, respetando las proporciones de cada uno y teniendo en cuenta edad, sexo, actividad física, peso y talla. Además, deber ser variada y suficiente para cubrir requerimientos de vitaminas y minerales. "Comer bien no significa suprimir, sino realizar las 4 comidas principales, incluir todos los principios nutritivos y evitar los excesos", señala Marcela Ciaño, Jefa de Nutrición de la Clínica y Maternidad Suizo Argentina.

Beber caldos, sopas, jugos y sobre todo agua, ayuda a mantener un correcto aporte de líquidos al organismo. Los especialistas sugieren tomar entre 2 y 2,5 litros por día. Pero al mismo tiempo aconsejan no excederse. "Si se desea bajar de peso tomar un vaso de agua o caldo de inicio favorece la sensación de plenitud contribuyendo a ingerir menos calorías. Además beber agua facilita la digestión y absorción de nutrientes, y mejora la eliminación de toxinas", indica Ciaño.

"A la hora de planificar una alimentación saludable, es importante seleccionar alimentos de cada uno de los grupos: cereales, vegetales y frutas, carnes, lácteos, aceites y azúcares. En las cantidades adecuadas, esto nos asegurará la ingesta apropiada de todos los nutrientes", indica Marcela Leal, directora de la carrera de Nutrición en la Universidad Maimónides. En cuanto al consumo de frutas y verduras, se recomienda consumir 5 porciones al día entre ambos grupos. También es importante consumir verduras crudas y cocidas de diferentes colores ya que aportan diferentes vitaminas y minerales.

El peso de una persona puede variar a lo largo de un día. En las mujeres puede haber una variación de su peso de hasta dos kilos en los períodos premenstruales. "La contextura física de una persona está dada, entre otras cosas, por la masa magra y por la masa grasa. Si realizamos una dieta sumamente estricta y sin control nutricional, seguramente correremos el riesgo de perder masa magra y no masa grasa, que es lo buscado. Esto puede generar luego un mayor aumento de peso", advierte Leal.


Aluba festeja sus diez años en Paraná

Además de las múltiples tareas que esta institución realiza habitualmente contra las patologías de trastornos alimentarios, está previsto el festejo del alta de uno de sus pacientes y una gran charla en el Consejo General de Educación. EL DIARIO dialogó con el presidente de ALUBA en Paraná, Rodolfo Montero.

La Asociación de Lucha contra la Bulimia y la Anorexia (ALUBA) en Paraná, celebra sus 10 años de trabajo al servicio de personas afectadas por patologías de trastornos alimentarios.

Con motivo del aniversario, se realizará una charla a cargo de la fundadora y directora de ALUBA a nivel nacional, y creadora del tratamiento más utilizado, la doctora Mabel Bello. El encuentro será el 10 de noviembre a las 15 en el auditorio del Consejo General de Educación (CGE), en Laprida y Córdoba, y versará sobre las características generales de la enfermedad. Además, se trazará una radiografía biológica y social de un paciente con trastornos alimentarios y se discutirán distintas problemáticas sociales y el rol del Estado en relación con las patologías en cuestión.

Dependiente de la sede nacional de ALUBA en Buenos Aires, la filial Paraná surgió como un grupo de contención y asesoramiento a cargo de padres afectados directamente por la problemática. Entre ellos se encuentra Rodolfo Montero, presidente de la entidad local y padre de Clara, quien padeció una patología alimentaria a los 14 años y pudo curarse 48 meses después.

Hoy, Aluba Paraná brinda un tratamiento integral clínico psiquiátrico a la ciudad y la región de Entre Ríos y Santa Fe. El equipo de trabajo está compuesto por cuatro psicólogos, un psiquiatra, un gastroenterólogo, un médico clínico y cuenta con tratamientos interdisciplinarios con todos los terapeutas de la entidad a nivel nacional, que son más de 100. Periódicamente se organizan encuentros y congresos en los que se realizan exposiciones de casos de bulimia y anorexia de todo el país con el objetivo de lograr una mejor capacitación de profesionales y una política de prevención. A nivel terapéutico, Aluba es una entidad que capacita a través de posgrados avalados por la Universidad de Buenos Aires.

“Estamos formando profesionales e inscribiendo a todos aquellos que deseen participar. Lo hacemos en conjunto con la Universidad de Buenos Aires, y en nuestra página, www.aluba.org.ar están los links para inscribirse. El curso es de posgrado y está a cargo de Mabel (Bello). Como es virtual llega a todos los lugares de habla hispana”, apuntó Montero.

El título es otorgado por la UBA y los profesores del curso son los profesionales de Aluba.

ACTIVIDADES. Además de la convocatoria por los 10 años, ALUBA prosigue con sus amplias actividades cotidianas. Además de hacer tratamientos terapéutico - psiquiátricos a los pacientes que padecen trastornos alimentarios, se organizan charlas preventivas en colegios de distintos municipios entrerrianos. “En estos últimos meses hemos dado muchísimas charlas y distribuido volantes de prevención. Queremos ver que todos los municipios nos ayuden. Ya lo hemos hecho en unos cuantos”, dijo Montero.

“Los viernes, a partir de las 20.15, se recibe a aquellos alumnos que están haciendo trabajos sobre bulimia y anorexia en las universidades o institutos, y los miércoles en el instituto hay charlas abiertas al público en general”, agregó.

Además, en la entidad hay otras actividades como el teatro, el coro, las clases de tango y artes plásticas, y los grupos de autoayuda para las madres, padres y hermanos. “Es una escuela de vida para todos”, definió Montero.

Se comunica que la sede está abierta para quienes deseen acercarse, cuenten o no con recursos económicos y cobertura de salud para iniciar un tratamiento. Así también, aquellas escuelas que soliciten charlas informativas para sus alumnos pueden comunicarse con el 4223873, o escribir a alubaentrerios@hotmail.com.



S.O.S.
Anorexia a los 40

Los trastornos de alimentación pueden reaparecer en la adultez por crisis vitales y la tiranía de la belleza.

"La anorexia y la bulimia existen en mujeres adultas. La gran mayoría corresponde a cuadros iniciados en la adolescencia (momento de inicio habitual) y que se extienden, a veces, durante toda la vida. Un escaso porcentaje (no hay datos precisos en la Argentina) tienen su inicio en la adultez", afirma Jorge Giménez, psiquiatra y especialista en trastornos alimentarios.

Muchas veces está relacionada con crisis vitales, como en el caso de los divorcios, donde la mujer (inconscientemente) quiere recuperar el "tiempo perdido" y volver a la adolescencia, intentando tener la figura del pasado. El crecimiento y la independencia de los hijos, o la pérdida de un ser querido, pueden desatar la enfermedad en la adultez femenina.

Otra causa de la anorexia y bulimia en la edad madura puede ser enfermedades crónicas no mortales y metabólicas, como problemas con el páncreas y la tiroides, que podrían provocar un riesgo de vida.

"Suelen ser mujeres dietantes crónicas, con preocupación excesiva por el peso y la figura, que comienzan con ejercicios excesivos y dieta estricta y quedan fascinadas por los logros sin siquiera notar que al cuerpo, pasada cierta edad, no le favorece la delgadez extrema", señala María Teresa Calabrese, psicoanalista de la Asociación Psicoanalítica Argentina (APA) y docente de la UBA.

"Hace 30 años no se conocían los tratamientos para este tipo de enfermedades y no era sencillo que estas personas acudieran a un médico para obtener un diagnóstico. Por lo tanto, mucha gente recibió consejos médicos como 'es un capricho, déjelo, se le pasa después de la adolescencia' o 'cuando se case no va a ser así", cuenta Marcelo Bregua, coordinador de ALUBA (Asociación de Lucha contra la Bulimia y la Anorexia).

Si bien es muy poco probable que la enfermedad se inicie en mujeres que tienen más de 60 años, es frecuente que se presente como una recaída cuando estas mujeres padecieron anorexia o bulimia durante su adolescencia o su juventud.

Entre las razones de la irrupción de la enfermedad está la exigencia que sufren las mujeres de estar a la altura de lo que se espera de ellas: buenas madres, eficientes amas de casa, exitosas en su trabajo o su profesión y, sobre todo, buena presencia. "Este nivel de exigencia lleva a que muchas mujeres descuiden su mundo interno y se coloquen en el lugar asignado por la cultura moderna y terminen prisioneras de lo que se espera de ellas, relegando sus propios deseos. Terminan hallando en los trastornos de conducta alimentaria una identidad prestada por la cultura que las idealiza", asegura Calabrese.

A diferencia de las adolescentes, las mujeres adultas que padecen bulimia y/o anorexia asumen su propia recuperación y no son llevadas a consulta por sus familiares. En ese sentido, el tratamiento puede tener mejores resultados, siempre y cuando se elija un profesional idóneo que comprenda cuál es el padecimiento interno para trabajar con las causas de la enfermedad y no sobre las consecuencias. Son muy útiles los grupos de mujeres divididos por edades porque allí se encuentra verdadera comprensión y contención. Y es imprescindible el apoyo de sus familias.

Alejandro Gorenstein



La alimentación ideal

Los principales errores para el fracaso de la dieta

La autoexigencia de bajar rápidamente de peso para “verse bien” en el verano promueve conductas que no son saludables. Hay “tratamientos” que se obtienen hasta de Internet y juegan en contra. Qué podemos hacer.

Se acerca el verano y, con el calor y la playa en la mira, el deseo de bajar de peso rápido. Sin embargo, hay claves que sí o sí es necesario respetar para que un plan de adelgazamiento funcione. Consultados varios especialistas en nutrición y trastornos alimentarios enumeran los errores más comunes para que una dieta fracase.

"Hoy es muy común que, sobre todo los adolescentes, bajen dietas de la Web y esto significa el inicio del 90% de los trastornos alimentarios. Es realmente preocupante", opina Edith Szlazer, médica especialista en trastornos alimentarios, psicóloga y directora de Bache. Según Ricardo De León, psicólogo de ALUBA, entre el 20% y el 25 % de los argentinos presenta algún trastorno alimentario.

"El organismo empieza a funcionar mal. En las mujeres, el primer síntoma es la pérdida de la menstruación. Y en ambos sexos se registra caída del cabello, piel seca, uñas escamadas, presión baja, los músculos se acalambran y el corazón en vez de ir a 80, va a 40", responde Bernardo Rovira, médico psiquiatra a cargo del equipo de Trastornos de la Conducta Alimentaria en el departamento de Salud Mental del Hospital de Clínicas.

"Hay una dieta para cada paciente. El plan debe estar adaptado a los hábitos, gustos y objetivos de la persona que quiere bajar de peso", apunta Daniel De Girolami, director de la Fundación Argentina de Nutrición.

"Las llamo 'las dietas Cenicienta': a la noche la carroza se vuelve calabaza. Bajar cinco kilos en siete días es una fantasía. Si la dieta es respetada por el paciente, lo correcto es perder medio kilo por semana", aclara Silvio Schraier, médico especialista en Nutrición y docente de la UBA.

"No hace falta pagar una cuota. Una caminata diaria de una hora o hacer cinta, andar en bicicleta, bailar o hacer natación, es lo recomendable", indica Schraier, y agrega: "No hay que matarse. La idea es elegir actividades tranquilas, que no tienen costo alguno. Las piernas están para usarlas".

En busca del equilibrio

Según una investigación, publicada en American Journal of Clinical Nutrition, "el uso intermitente de alimentos ricos en grasas y azúcares genera adicción". Para la médica nutricionista Mónica Katz, "cuando una persona está a dieta y tiene los famosos días 'permitidos', come estos alimentos ricos de forma intermitente y esto genera adicción a ellos".

"El excesivo control que plantean las dietas restrictivas provoca tanta angustia que el fin del camino es el desborde alimentario extremo, la bulimia o la obesidad", dice Rovira. Para Schraier, "si la persona está muy atada a un alimento, prefiero negociar: 'Coma pizza, pero en vez de cuatro porciones limítese a una'. En este juego alguien tiene que ser antipático".

Los nutricionistas aconsejan que la clave está en una dieta armónica que incluya hidratos de carbono, proteínas y grasas. Lo correcto es cubrir todos los grupos, respetando las proporciones de cada uno y teniendo en cuenta edad, sexo, actividad física, peso y talla. Además, deber ser variada y suficiente para cubrir requerimientos de vitaminas y minerales.

 

"Comer bien no significa suprimir, sino realizar las 4 comidas principales, incluir todos los principios nutritivos y evitar los excesos", señala Marcela Ciaño, Jefa de Nutrición de la Clínica y Maternidad Suizo Argentina.

INTERNET


Alerta por cinco nuevos trastornos alimentarios

Especialistas dicen que a la bulimia y a la anorexia se suman comer durante la madrugada, copiar dietas de revistas, comer siempre lo mismo, vivir obsesionado con la comida sana y no alimentarse de día para poder tomar alcohol de noche.

A los ya conocidos trastornos de alimentación bulimia y anorexia, los especialistas dieron a conocer nuevas cinco conductas que no suelen ser consideradas como una problemática y que en el 90% de los casos afectan a las mujeres, según la Sociedad Argentina de Obesidad y Trastornos Alimentarios (Saota).

Una de ellas es la del “comedor nocturno”, un trastorno que se estima padecen entre el 1% y el 5% de la población y entre el 8% y el 9% de los obsesos. Marcelo Bregua, psicólogo especialista en desórdenes alimentarios de ALUBA, indicó que “son personas que por preocupaciones, ansiedad y poca verbalización de sus problemas, suelen despertarse varias veces de noche para atacar la heladera”.

“La diferencia con la bulimia es que no tienen conductas compensatorias, es decir, no salen corriendo a vomitar, a tomar un diurético o a hacer ejercicio: calman la ansiedad a través de la comida y vuelven a acostarse”, añadió

Por su parte, Susana Gutt, jefe de Nutrición del Hospital Italiano, dijo que “se calcula que de madrugada adquieren un 50% de su ingesta de calorías diaria, por lo que la mayoría tiene sobrepeso u obesidad. No se levantan a comer lechuga, en general comen alimentos de alta densidad calórica, como dulces, harinas y grasas”.

Sobre otro de los trastornos, el de las personas que recurren a dietas de revistas, Bregua explicó que se llama permarexia y que los involucrados en estas prácticas pueden reconocerse porque están atentos a las calorías de los alimentos y suben y bajan de peso constantemente.

“Son personas jóvenes que viven a dieta, pero no bajo control médico: recurren a las dietas de las famosas en las revistas”, indicó Gutt, quien agregó: “Lo hacen mujeres adultas, profesionales, de alto nivel de educación, no es gente que no sabe lo que hace”.

Vivir obsesionado con comer sano es otro problema. Silvio Schraier, ex presidente de la Sociedad Argentina de Nutrición y docente de la UBA, señaló que este trastorno es conocido como ortorexia y consiste en la búsqueda de la perfección en el comer.

“Van desde alimentos orgánicos, productos light o macrobióticos, y hacen una suerte de composición propia de lo que creen es saludable. Se restringen todo: no toman café porque creen que puede provocar problemas cardíacos, no comen pollo porque está lleno de hormonas, no comen tomate porque si es perfecto está manipulado genéticamente. Pueden terminar desnutridos, por lo que el objetivo inicial termina en lo contrario”, explicaron.

Drunkorexia es otra conducta alarmante. Bregua la detalló con un ejemplo: “Este verano tuvimos un problema terrible con esto: son jóvenes que no comen o comen un yogur en el día para poder consumir alcohol a la noche y no engordar. Saben que el alcohol fija las grasas, pero no renuncian a él: renuncian a las grasas”.

Finalmente, está el síndrome del comedor selectivo. Estas personas dejan de lado algunos alimentos y a lo largo de dos años llegan a comer menos de diez diferentes. “Si en esa lista no hay lácteos van a tener carencia de calcio, si no hay fuente de hierro van a tener anemia. Las carencias nutricionales no siempre producen la muerte, pero provocan una mala calidad de vida”, advirtió Gutt, según publicó el diario Clarín.


La Delegación Paraná de Aluba festeja el tercer año de su fundación

La Delegación Paraná de la Asociación de Lucha contra la Bulimia y Anorexia (ALUBA) cumplirá tres años de existencia, y su modo de festejarlo es continuar las campañas de concientización y prevención de trastornos alimentarios.

Su principal tarea es la lucha diaria contra las modas que imponen estereotipos de alimentación o de conductas interpersonales, sin medir las consecuencias en la salud, pero actualmente, aprovechando la experiencia que han adquirido en trabajos grupales, añaden tratamientos contra los trastornos de ansiedad y borderline.

Rodolfo Montero, delegado ante la central de la institución, explica que ALUBA es una organización sin fines de lucro, que se sostiene con el aporte de los padres de pacientes que pueden pagar. Aproximadamente la mitad de los pacientes actuales no tienen recursos para costear los tratamientos, por lo que, sostiene, “quien puede, tiene la obligación de hacerlo” para que el resto también reciba atención.

Un centenar de personas conforma el grupo atendido por un equipo multidisciplinario: psicólogos, médicos clínicos y pediatras, además del grupo de apoyo que integran profesores de baile, gimnasia y artes plásticas.

El grupo de padres de pacientes solventa con su trabajo esta estructura y el alquiler del edificio, ubicado en Lapida 451.

El radio de acción de la institución se ha extendido a toda la provincia y también a localidades de Santa Fe; en estos días se cristalizará con la cercana inauguración de una subdelegación en Rafaela.

ALUBA Paraná dicta charlas de prevención y concientización en escuelas y entidades intermedias de todo Entre Ríos y Santa Fe. Además, próximamente se acordará una actividad conjunta con el Ministerio de Acción Social provincial para otorgar becas. Trabaja también en colaboración con el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) y con otras entidades no gubernamentales, hospitales públicos y hogares de niños. El espíritu de sus dirigentes ya contagió a otras entidades intermedias para realizar campañas solidarias, mientras que organismos oficiales han reconocido su tarea comunitaria.

Trastornos de personalidad y de ansiedad

ALUBA ha incorporado recientemente a los servicios que brinda a la comunidad, tratamiento para los trastornos de personalidad y de ansiedad, que se abordan poniendo a disposición la experiencia adquirida en trabajos grupales. En el caso de los problemas de ansiedad, la familia del paciente es incorporada al tratamiento, ya que los momentos compartidos con ésta o las amistades, la recreación, la participación en espacios que los contengan, ayudan en gran medida a encontrar la salida.

Estos nuevos desafíos emprendidos por los terapeutas de ALUBA tienen como factor clavelas consultas tempranas, porque así se eficientizan los tratamientos. Para el caso de borderline (personalidad límite) esto es crucial, ya que el paso del tiempo puede llevar al paciente al desborde y a conductas que ponen en riesgo su vida.

El grupo de trastornos borderline funciona desde hace un mes y medio, mientras que los trastornos de ansiedad se iniciaron la semana que finaliza.

Los grupos de autoayuda se reúnen son los lunes y miércoles, previa entrevista diagnóstica.

Cena familiar

El sábado 16 de noviembre ALUBA Paraná realizará la Fiesta de la familia, en el club Recreativo.

El valor de la tarjeta es de 12 pesos o 15 federales y se pueden conseguir en la sede de la institución (Lapida 451) de 8 a 17, o en Bavio y Pellegrini. La fecha tope para las anticipadas es este martes 5.
RADIO

Programa: Magdalena Tempranísimo

Conducción:Magdalena Ruiz Guiñazú

Destaca el aniversario de ALUBA y la realización de la comida anual de recaudación de fondos.

AGENCIAS DE NOTICIAS


Bulimia y anorexia

Aluba brindó una conferencia sobre tratamientos y estrategias de prevención

La Asociación de Lucha contra la Bulimia y la Anorexia (ALUBA) realizó una conferencia sobre tratamientos y estrategias de prevención en el Consejo General de Educación (CGE). “Tuvimos una buena concurrencia”, informó a AIM el presidente de la entidad, Rodolfo Montero, quien aseveró que “la gente está ávida de conocimiento sobre estas patologías y nuestro objetivo es darlas a conocer”. Además, dijo que “dimos de alta a pacientes por lo que para nosotros en un día de fiesta”.

En diálogo con esta Agencia, Montero indicó que “esta tarde se realizó en el Consejo General de Educación (CGE) una conferencia sobre bulimia, anorexia, tratamientos y estrategias de prevención”.

En tal sentido, explicó que “fue abierta a la comunidad, vimos muchas caras nuevas que nos acompañaron y por eso festejamos el hecho de poder seguir nuestro trabajo como hace 10 años”. “La gente está ávida de conocimiento sobre estas patologías y nuestro objetivo es darlas a conocer para lo que organizamos este tipo de actividades permanentemente en escuelas, otras instituciones o todos los miércoles a las 14 en nuestro edificio”.

Sobre la actividad, señaló que “estuvo a cargo de la doctora Mabel Bello, quien es fundadora del tratamiento que desarrollamos en nuestra institución, da conferencias en todo el mundo y es embajadora de Salud en las Naciones Unidas”, y detalló que “la charla fue sobre estrategias de prevención, patologías alimentarias, tratamientos y fue muy didáctica y concreta por lo que no quedaron dudas a los presentes y no hubo un debate posterior”.

Por otra parte, consideró que “es necesario tener estas instancias en la que demos a conocer estas enfermedades ya que sigue habiendo desconocimiento en la sociedad”, aunque “se sabe más que hace 10 años cuando ALUBA se instaló en Entre Ríos”.

Al respecto, comentó que la institución “lleva dando charlas a más de 600 mil personas y repartimos más de dos millones de volantes para informar” y dijo: “aunque no podamos llegar a todos, vemos que hay mayor conciencia en cuanto a esta patología porque los chicos cuando entran a ALUBA no están tan deteriorados físicamente como años anteriores, por lo que creemos que los padres ven los indicios y se acercan”.

“No hay que pensar que nos vamos a curar solos y se debe pedir ayuda”, insistió y aseveró: “nuestra institución tiene los equipos interdisciplinarios necesarios para realizar los tratamientos y actualmente tenemos 40 pacientes que esperamos poder sacar adelante”, y remarcó que “hoy dimos de alta a uno por lo que para nosotros en un día de fiesta”.

Sobre ello, afirmó que “la bulimia y la anorexia son problemáticas sociales cíclicas. Unas encuestas realizadas por la Asociación demuestran que en las escuelas de clase acomodada y trabajadora, el 80 por ciento de los adolescentes no está conforme con su cuerpo, y el 15 tiene alguna patología alimentaria”.

Además, dijo: “las consultas fluctúan y hay meses de mucha convocatoria. En esta época, cuando la gente comienza a quitarse la ropa, recrudecen las consultas, ya que las personas tienen crisis con su cuerpo”, y recordó a quienes quieran acercarse pueden hacerlo a la sede de 8 a 17 y que “las consultas de los pacientes que son derivados de hospitales públicos son sin cargo”.

Los presentes

En la conferencia organizada por ALUBA estuvo presente el secretario de Salud de la provincia, Pablo Basso, y la directora de Planeamiento del CGE, Marisa Mazza.
INTERES GENERAL

TRASTORNOS ALIMENTICIOS

Alcohorexia: Alertan por el aumento de casos de anorexia con exceso de alcohol

Es una moda peligrosa que afecta a adolescentes y jóvenes, en su mayoría mujeres. Saltean comidas para tomar alcohol y no engordar. Especialistas estiman que en la Argentina lo sufren miles de chicos.

Autoridades sanitarias y especialistas en adicciones están preocupados por una moda peligrosa que crece: adolescentes y jóvenes de hasta 25 años sufren de anorexia combinada con un consumo excesivo de alcohol. Una mezcla que se conoce popularmente como "alcohorexia", y que ya se detectó en otros países, como los Estados Unidos.

"Es una nueva preocupación. El verano pasado aparecieron casos de adolescentes, especialmente chicas, que combinan la patología de la anorexia con el alcoholismo. Es una moda incipiente, pero peligrosa", advirtió la psicóloga Alejandra Moskalonek, de la Subcretaría de Atención a las adicciones del Ministerio de Desarrollo Social del Gobierno de la provincia de Buenos Aires. "Toman para no comer, porque suponen equivocadamente que el alcohol quema las grasas. Pueden sufrir descompensaciones clínicas. Además, el alcohol los duerme, los vuelve agresivos, o más tristes. Y la supuesta inapetencia es irreal, y les puede causar gastritis".

El problema de la "alcohorexia" aún no está reconocido oficialmente como desorden psicológico, explicó Mónica Nápoli, médica toxicóloga y miembro de la Asociación Toxicológica Argentina, "pero estimamos que ya hay miles de casos en nuestro país". Se detectan más -explicó- porque "los padres toman conciencia de que puede haber un problema y porque los profesionales están alertas de detectar esta patología cuando atienden adolescentes y jóvenes". En los Estados Unidos, se estima que el 30% de las personas que tienen entre 18 y 24 años saltean comidas para tomar alcohol por la noche.

Las causas son una mezcla compleja. Según Alberto Alvarez, médico psiquiatra y psicoanalista de la Asociación Psicoanalítica Argentina y la Fundación del Campo Lacaniano, "los adolescentes y los jóvenes perciben al alcohol como un medio para estar flacos y para tener la sensación falsa de omnipotencia frente al mundo. Niegan el peligro que implica para su salud y su vida. En una hora pueden tomarse una botella de vodka y eso puede dejarlos en coma".

Otra idea que circula entre muchos jóvenes es que con el alcohol se desinhiben sexualmente. "Hay una orden social que hay que gozar sexualmente y esto les produce una parálisis cuando tienen que enfrentarse al otro. Y así como el consumo de alcohol hace que se desinhiban, también puede producir depresión", acota Alvarez.

El argumento de los chicos es: "No tengo hambre porque me levanto tarde y no tengo tiempo para comer", contó Marcelo Bregua, psicólogo clínico y coordinador de la Asociación de Lucha contra la bulimia y la anorexia (ALUBA). "Pero en realidad lo hacen para no subir de peso. Piensan erróneamente que serán más aceptados en su grupo de amigos si consumen alcohol y si son delgados. Dejan de comer, para tomar más y que el cuerpo no les cambie".

Los especialistas aclaran que el problema se diferencia de la anorexia común, en la que se evita el alcohol para reducir al máximo las calorías. En la "alcohorexia" la persona no está dispuesta a dejar de beber, pero tampoco a aceptar que las calorías de la bebida le hacen aumentar de peso.

Para el investigador en epidemiología psiquiátrica del Conicet, Hugo Míguez, hay otro factor que está influyendo en la emergencia de la "alcohorexia": "A la presión de tener un cuerpo flaco y un buen desempeño social, se le suma ahora el marketing de nuevas bebidas alcohólicas, como las que mezclan vodka con limón o los vinos espumantes, que apuntan a la progresiva alcoholización de las chicas".

Mañana se vota la ley de boliches en Provincia

En el Senado bonaerense se tratará mañana el proyecto que regula la actividad de los boliches en la Provincia, que ya tiene media sanción de Diputados. "Si se sanciona es posible que este mismo fin de semana promulgue la ley y ya empiece a regir", sostuvo el gobernador Scioli. La norma impone un horario tope de cierre (las 5.30, aunque los municipios pueden extenderlo a las 6.30) y otro para la venta de alcohol (4.30).

Síntomas y tratamientos

La "alcohorexia" produce síntomas que los padres pueden detectar. Los adolescentes y jóvenes afectados evitan comer para tomar alcohol. De repente, las bebidas alcohólicas desaparecen en la casa y los chicos regresan ebrios al hogar después de estar con amigos o en boliches. Según el psicólogo Marcelo Bregua, "cuando los síntomas aparecen, los padres deberían dialogar con los chicos para ver qué pasa y consultar a un especialista. Después, deben acompañar el tratamiento. En tanto, la psicóloga Alejandra Moskalonek, destacó que "los padres no deben asustarse ni castigar a sus hijos. Lo importante es acompañarlos, reconocer el problema y buscar cómo enfrentarlo.

El tratamiento contempla un acercamiento integral: un control clínico y toxicológico, terapias psicológicas y asesoramiento de nutricionistas sobre cómo comer saludablemente.